Artículo de Opinión II República Xoel Vázquez

11 Abr

Me han pedido que escriba sobre que es para mi la República, la República…una pregunta complicada para ser sinceros.
Hasta no hace mucho tiempo para mi la República no era mas que una idea, algo intangible, inalcanzable. Salvo en las ocasiones que en reuniones, comités o congresos de juventudes en los que siempre había alguien que sacaba una bandera y nos poníamos a cantar el Himno de riego, durante el resto del tiempo vivía en un país con un rey bonachón y campechano, simpático a ojo de todos los súbditos, rodeado de una familia que a pesar de no ser ejemplar caía en gracia precisamente por eso, por los hábitos mundanos de muchos ellos, sin contar con la inmunidad que le confería al Rey su supuesto comportamiento heroico durante el 23F salvando a sus súbditos de otra dictadura, todo ello me hacia pensar que la posibilidad de ver instaurada una República fuera algo remoto.

Incluso en el seno de las dos organizaciones en las que milito, J.J.S.S. y P.S.O.E era censurada la presencia de banderas o cánticos republicanos en el caso de tener a la televisión presente por eso de no mosquear a esos supuestos votantes de centro y a los escasos militantes monárquicos, sinceramente sigo sin entender como socialismo y monarquía pueden caber en una misma cabeza. Momentos tristes que eran compensados cuando en otros ámbitos veías que la mayoría de tus compañeros eran tan o mas republicanos que tu, a diferencia de lo que las ejecutivas federales querían dejar entrever.

Esta percepción de la República cambió hace no mucho, durante el 29S en Madrid cuando tuve la suerte de vivir uno de los momentos mas intensos de mi vida. Estando junto a las vallas del congreso con los antidisturbios en formación, el ver la plaza de Neptuno abarrotada de personas con banderas republicanas era ya motivo de estupor para mi pero cuando toda la plaza, decenas de miles de voces, comenzaron a corear el “España mañana será Republicana” tengo que reconocer que casi se me saltan las lagrimas. Puede parecer exagerado, pero pensando en la concepción que tenia sobre la opinión de la gente respecto a la República fue para mi una revelación. En ese momento comencé a ver la República como algo tangible, algo que podría llegar a ser real, algo que, espero, podre llegar a ver en un tiempo no muy lejano.

Creo ademas, que el defender la república en estos convulsos tiempos, no riñe ni entorpece las reivindicaciones que cada día en la calle piden los distintos sectores de la sociedad afectados por por unos crueles e inhumanos recortes. La república es el máximo exponente del concepto de igualdad ¿y que es la igualdad si no luchar por una Sanidad Publica, Universal y de Calidad? ¿Que es igualdad si no luchar por una Educación Publica, Universal y de Calidad? ¿Que es igualdad mas que luchar cada día por un mundo mejor para todos y no por el beneficio de unos pocos?

En la bandera de la republicana podemos coser todas y cada una de esas reivindicaciones que buscan la igualdad de oportunidades, la libertad, el bien común.

La República fue y puede ser un nuevo comienzo, una oportunidad para extirpar todos los tumores que enferman la sociedad actual. Igual que en el 36 con los derechos de la mujer, la universalización de la educación, los derechos de los trabajadores, hoy día la República puede ser el estandarte bajo el que luchar por la despolitización del poder judicial, hasta ahora herramienta de gobierno con la que favorecer a los cercanos en lugar de impartir justicia, el endurecimiento de la ley contra la corrupción, el mayor cáncer que sufre nuestra sociedad, la eliminación de los vergonzosos privilegios de los políticos ademas de blindar los derechos de los trabajadores y todo bajo una nueva constitución que recoja el sentimiento del pueblo, una nueva constitución creada por y para los ciudadanos en lugar de ser una herencia de un pasado franquista.

Por eso me alegro de que por fin personas de toda clase se hayan hartado y pidan y canten a favor de la república, por eso me alegro de que JSE se haya hecho eco de lo que llevamos todos los militantes pidiendo desde hace años. Por fin públicamente vamos a luchar por la república. Por que señores, JSE somos los herederos de aquellas Juventudes Socialistas Unificadas que lucharon, murieron y fueron torturado por defender una idea que hasta ahora se intentaba acallar desde la propia organización para tener contentos a algunos de los mismos que los torturaron y asesinaron.
Por eso señores tenemos que tener un cargo de conciencia que debemos lavar luchando mas que nunca y uniéndonos y alentando al resto de ciudadanos para recuperar un modelo de Estado que nos hará a todos mas iguales y mas libres.

Anuncios

Artículo Opinión II República Félix García

11 Abr

España, caluroso agosto de 2012. Desde mi ventana intento concentrarme leyendo el periódico mientras de reojo observo por la ventana de mi habitación como el asfalto se derrite bajo el implacable golpeo del sol. De repente, un titular excluye mi atención del infierno que había fuera y me centro completamente en la tinta y el papel. “Varios jóvenes prendieron fuego en el día de ayer a una céntrica Iglesia de Madrid”. Los momentos convulsos propiciados por una crisis económica sin precedentes que había desembocado en una crisis social y política volvían a disparar episodios violentos ya conocidos por la ciudadanía española en épocas anteriores. Inmediatamente se me vino a la cabeza la II República, y todas esas acusaciones que vertían los sectores más reaccionarios de España sobre la misma, los episodios violentos, la quema de Iglesias y la violencia general que propiciaba la República. Entonces llegué a la siguiente reflexión: si se le acusa a la II República de la quema de Iglesias porque durante el periodo republicano hubo episodios (bastantes aislados por cierto) de quema de edificios religiosos, se le debería acusar a la Monarquía Juancarlista de tres cuartos de lo mismo ¿no? Es más, durante las revueltas de la Semana Trágica bajo la Monarquía de Alfonso XIII también hubo quema de Iglesias y otros edificios religiosos ¿por qué entonces no se le acusa a la Monarquía Alfonsina de quemar iglesias?

La República era un régimen democrático, bajo la Constitución de 1931 pudieron gobernar en España partidos de izquierdas, de centro y de derechas. El primer Presidente de la República fue Nieto Alcalá Zamora, un hombre de derechas ¡de derechas! La República era la república de todos y cada uno de los españoles, y ese fue su gran problema. En una época en que España era de unas pocas élites el intento de querer construir un país 100% democrático, garantista, laico y moderno era una aventura muy precipitada. Además el contexto internacional fue el más desfavorable de los posibles y propició que tanto la derecha como la izquierda subiesen el tono de sus intervenciones y proyectos. Asustados además por el avance fascista unos y por el comunista otros, en los dos últimos años los partidos de la época se olvidaron quizá del espíritu democrático que había impulsado el sueño republicano. De ahí que en la hemeroteca podamos encontrar gruesas palabras de miembros del PSOE o comunistas, que hoy jamás entenderíamos y que la derecha siempre usa para atacar o para intentar demostrar que la República era el demonio. Pero la República era lo que era, una Constitución, una democracia, unas libertades, unos partidos, unos proyectos de reforma para un país con un retraso histórico.

No caigáis en la trampa de englobar a la República como un ente homogéneo que trajo el caos y la violencia a España. La República trajo una Constitución democrática y moderna, pero los españoles de entonces por diversos aspectos históricos no supimos gestionar la oportunidad que nos blindo una República que debe ser vista con orgullo por cualquier demócrata, independientemente de que sea de derechas o de izquierdas.

Vídeo

¡Por qué ellos lo merecen!

11 Abr

Vídeo

¿Por qué un homenaje a la II República? “Ellos lo tienen claro”

11 Abr

“La República no debe ser un excusa en esta crisis del Modelo Constitucional, es una forma autónoma de vivir la política”

Artículo Opinión II República Rebeca Caro

10 Abr

Valores como libertad, futuro, democracia y progreso son los que conmemoramos al celebrar el aniversario de la II República.

En 1931 empezó el camino por la igualdad de mujeres y hombres (el cual se vio truncado por la posterior Dictadura Franquista). Regularon el trabajo femenino y la equiparación salarial. Se otorgaron derechos de la mujer en la familia y en el matrimonio además de la protección del derecho a ejercer la maternidad. También se dio el derecho a voto de la mujer española y se regularizó el acceso de las mujeres a cargos públicos.

Si bien este ejemplo de moralidad de principios de siglo XX puede parecer un fantasma del pasado; deberíamos retomar estos principios cuando el Gobierno Nacional del Partido Popular pretende separar a los niños y a las niñas en la escuela. Una escuela donde, en la actualidad, la iglesia cada vez tiene mas peso dentro de ella. Y donde se protege y se premia al sistema privado frente al sistema de educación publico español.

La situación de la mujer en España, gracias a este gobierno, se ve cada vez más perjudica. Los recortes sociales se ven traducidos en esfuerzos para las familias, los cuales, en la amplia mayoría de los casos los asume la mujer.

En los casos de familias con miembros dependientes la mujer es la que deja su carrera laboral por cuidar al familiar. Y cada día son más las mujeres que se levantan para ejercer diferentes oficios sin contratos o en condiciones precarias sin casi derechos laborales.

La equiparación salarial aun sigue siendo una batalla en nuestra sociedad. Mientras al Gobierno parece que le importa mas “que nos ayude la Virgen del Rocío” que implantar los mecanismos necesarios para lograr que un hombre y una mujer perciban el mismo salario por el mismo oficio.

Y es que muchos opinarán que tenemos lo que nos merecemos. ¿Pero acaso el pueblo español se merece un jefe de estado como el que tenemos? Sabido es que Don Juan no se ha privado nunca de sus salidas de “colegueo internacional” como la ultima cacería de elefantes. Pero además ahora debemos sumarle que tenemos que pagar entre todos los españoles los viajes y caprichos de su supuesta amante. Todo esto como hace la Reina con resignación.

Y no solo el Rey es el problema de la Monarquía Española, su yerno el señor Duque “erecto” esta imputado por agenciarse dinero público. Seguramente su mujer, la infanta, “tampoco sepa nada” de la bonanza económica familiar.

Libertad, futuro, democracia y progreso para un país en el que el gobierno quiere que el pueblo vuelva a la alpargata.

República para un pueblo que necesita que la monarquía deje de reírse de él

Salud y a por la III República.

Rebeca Caro

Artículo Opinión II República Pablo Mendoza

10 Abr

Cuando un compañero y gran amigo me pidió que escribiera unas líneas sobre la II República española y los sentimientos que me provoca como joven socialista, no sabía muy bien como enfocarlo porque los sentimientos y las sensaciones que me produce confrontan entre sí.

Por un lado, cuando pienso en la República, pienso en la primera piedra en la construcción del Estado Social y Democrático de Derecho y en la lucha por la libertad y la igualdad emprendida por millones de hombres y mujeres, pienso en el reconocimiento de las nacionalidades existentes en todo el territorio, sin que ello provoque división ni confrontación. Pienso en la reforma agraria, que buscaba redistribuir la riqueza en un Estado que se caracterizaba por la miseria de una gran parte de la población y una desigualdad más que evidente Pienso en las reformas educativas cuyo objetivo esencial era luchar contra el inmenso analfabetismo. Pienso en la separación clara del Estado y la Iglesia, que tenían su punto clave en la educación así como en leyes como la del matrimonio civil o el divorcio, leyes en las que se ampliaban los derechos de los ciudadanos y ciudadanas. Pienso también en la búsqueda de una profesionalización del ejército que dejara atrás la influencia de la clase castrense por un lado y de la Iglesia por otro. Pienso en el sufragio universal, incluyendo, por fin, a las mujeres, que dejaban de ser “la señora de” para ser personas, simple y llanamente. Y, por supuesto pienso en que la población elegía la Jefatura de Estado, como en cualquier Estado democrático completo.

Todos estos pensamientos, pensamientos que tuvieron la heroicidad y la valentía de llevar a cabo muchas mujeres y hombres que sí creían en la República me provoca un sentimiento enorme de orgullo, felicidad y pasión por ser republicano ( y socialista)

Pero por otra parte, cuando pienso en la República me invade una sensación de repugnancia, asco y odio que se traduce en un estado de rabia incontenida, ya que todo ese proyecto sobre el que se sustentaba la II República, con sus muchos errores, porqué no decirlo pero con sus muchos más logros, hacían que España se convirtiera en un Estado donde prevalecía la igualdad y la libertad, hicieron que una parte de la ciudadanía ( no creo que éste sea el término que mejor les defina)que no creía precisamente en la democracia se levantara, faltando incluso a su juramento en defensa de la República para defender los intereses de unos pocos, llevándose consigo todo lo obtenido ( y lo que quedaba por obtener) por esa República sustentada en unos principios tan nobles y dignos, manchando de sangre, lágrimas y frustración a la democracia.

Yo, como joven socialista no olvido lo sucedido en el periodo más negro de nuestro historia y por eso reivindico la memoria, la memoria de una República que mejoró notoriamente las condiciones de toda la ciudadanía, dotándola de derechos que antes de la proclamación de la misma el 14 de Abril de 1931 no se podían ni tan siquiera imaginar.

Y hoy, 82 años después debemos seguir reivindicando esos avances democráticos que supusieron la República y  nos enseñaron esos hombres y mujeres que se dejaron su vida en ello.

Puede parecer baladí, incluso banal para cierta parte de la población pero considero que es esencial en una democracia pura,  que tengamos la opción de elegir, de decidir entre sí queremos continuar con una Monarquía, institución obsoleta y anacrónica, salpicada además de multitud de escándalos o un modelo donde la ciudadanía se sienta partícipe de la toma de decisiones en todos los ámbitos y pueda elegir a una persona, hombre o mujer, con o sin sangre azul para que ejerza la Jefatura de Estado.

Creo en la democracia, en la libertad, en la igualdad, en la justicia, en la dignidad y porqué no decirlo, en la razón. Por eso digo, lleno de orgullo y de pasión, ¡Viva la República! Ayer, hoy y siempre

Pablo Mendoza

Vídeo

Ellas lo tienen claro ¿Y tú?

10 Abr

Cuenta atrás cada vez más cerca, “Se cortaron el pelo, se cortaron las faldas y crecieron las ideas”

¿Y tú que piensas de la República?

Vídeo

Acto Homenaje a las II República

9 Abr

“¿Qué es para ti la II República?”

Acto Homenaje a II República

9 Abr

Acto joven de Juventudes Socialistas de Pinto homenaje a la II República.

El 14 de abril de 1931,  fue proclamada, democráticamente, la Segunda República. Este cambio en la concepción política del estado, que hasta entonces había sido mayoritariamente monarquías absolutistas o dictaduras militares, trajo consigo una nueva Constitución llena de avances sociales que perseguían conseguir una mejora en la calidad de vida de las clases sociales más bajas y dotarlas de derechos hasta entonces inexistentes.

En este corto periodo de tiempo, y con el fin de alfabetizar a todos los ciudadanos, se puso en marcha el proyecto de educación universal, se reconocieron derechos hasta entonces impensables como la libertad de asociación, la libertad de prensa y otros tan importantes e innovadores como el derecho a voto de la mujer y el divorcio, siendo truncados todos ellos con el golpe de estado militar y la posterior guerra civil de 1936.

Para conmemorar el 82 aniversario de la proclamación de la II República, desde Juventudes Socialistas de Pinto, el próximo sábado día 13 de abril se va realizar un acto homenaje a las 18:00 horas en el templete del parque “Egido de la Fuente”.

En él se van a realizar intervenciones y reflexiones de jóvenes, que darán lectura y escenificarán el discurso de Clara Campoamor en el Congreso de los Diputados. También se podrán disfrutar de actuaciones musicales y reconocimiento a distintos luchadores y luchadores por la libertad y la dignidad.

Desde Juventudes Socialistas de Pinto animamos e invitamos a todo el que quiera a participar en este acto y poder celebrarlo en compañía de la familia republicana.Imagen

La Ruptura del Modelo Constitucional

19 Mar

La ruptura del modelo Constitucional

El jueves a las 18:00 horas en nuestra sede en C/ Boteros, 5, contaremos con el compañero Antoni Benito y nuestro S. General Emilio Serrano para analizar como las políticas del Partido Popular nos están llevando a la ruptura del modelo constitucional. No te lo puedes perder.