Artículo Opinión II República Rebeca Caro

10 Abr

Valores como libertad, futuro, democracia y progreso son los que conmemoramos al celebrar el aniversario de la II República.

En 1931 empezó el camino por la igualdad de mujeres y hombres (el cual se vio truncado por la posterior Dictadura Franquista). Regularon el trabajo femenino y la equiparación salarial. Se otorgaron derechos de la mujer en la familia y en el matrimonio además de la protección del derecho a ejercer la maternidad. También se dio el derecho a voto de la mujer española y se regularizó el acceso de las mujeres a cargos públicos.

Si bien este ejemplo de moralidad de principios de siglo XX puede parecer un fantasma del pasado; deberíamos retomar estos principios cuando el Gobierno Nacional del Partido Popular pretende separar a los niños y a las niñas en la escuela. Una escuela donde, en la actualidad, la iglesia cada vez tiene mas peso dentro de ella. Y donde se protege y se premia al sistema privado frente al sistema de educación publico español.

La situación de la mujer en España, gracias a este gobierno, se ve cada vez más perjudica. Los recortes sociales se ven traducidos en esfuerzos para las familias, los cuales, en la amplia mayoría de los casos los asume la mujer.

En los casos de familias con miembros dependientes la mujer es la que deja su carrera laboral por cuidar al familiar. Y cada día son más las mujeres que se levantan para ejercer diferentes oficios sin contratos o en condiciones precarias sin casi derechos laborales.

La equiparación salarial aun sigue siendo una batalla en nuestra sociedad. Mientras al Gobierno parece que le importa mas “que nos ayude la Virgen del Rocío” que implantar los mecanismos necesarios para lograr que un hombre y una mujer perciban el mismo salario por el mismo oficio.

Y es que muchos opinarán que tenemos lo que nos merecemos. ¿Pero acaso el pueblo español se merece un jefe de estado como el que tenemos? Sabido es que Don Juan no se ha privado nunca de sus salidas de “colegueo internacional” como la ultima cacería de elefantes. Pero además ahora debemos sumarle que tenemos que pagar entre todos los españoles los viajes y caprichos de su supuesta amante. Todo esto como hace la Reina con resignación.

Y no solo el Rey es el problema de la Monarquía Española, su yerno el señor Duque “erecto” esta imputado por agenciarse dinero público. Seguramente su mujer, la infanta, “tampoco sepa nada” de la bonanza económica familiar.

Libertad, futuro, democracia y progreso para un país en el que el gobierno quiere que el pueblo vuelva a la alpargata.

República para un pueblo que necesita que la monarquía deje de reírse de él

Salud y a por la III República.

Rebeca Caro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: