Juventudes Socialistas de Madrid exige la dimisión de la Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, por convertir la capital en un “Estado Policial”

17 Ene

La organización juvenil considera “excesiva y desmesurada” la actuación de la policía contra los manifestantes.
Madrid, 17 de enero de 2014 El pasado miércoles 15 de enero cientos de personas se manifestaron en la Puerta del Sol y en las proximidades de la sede del PP, en la calle Génova, para mostrar su apoyo a los vecinos del barrio burgales del Gamonal. Al finalizar la concentración se produjeron choques entre los manifestantes y la policía, que terminó por cargar contra los asistentes.
Los hechos se saldaron con 14 detenidos, entre ellos un bombero que estaba prestando servicio y tres menores de edad, además de diversos heridos leves. También se procedió ocupación por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de espacios centrales de Madrid y presencia en estaciones de Metro.
Plácido Vázquez, Secretario General de Juventudes Socialistas de Madrid (JSM) ha declarado que “por desgracia, la represión desmedida contra cualquier tipo de protesta se ha convertido en una práctica demasiado habitual en Madrid, una ciudad tomada de forma constante por la policía. Hemos visto como ha cargado contra estudiantes, profesores, médicos y hace pocas fechas contra la ciudadanía que se manifestaba contra la reforma de la Ley que restringe el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Les apoya verbalmente, pero les prohíbe quejarse a base del miedo y la coacción. Puro cinismo e hipocresía de Cristina Cifuentes”
Señala la organización juvenil que “es evidente que desde que Cristina Cifuentes asumió el cargo de Delegada del Gobierno, las actuaciones policiales contra manifestantes y ciudadanos se han recrudecido enormemente. Esto es sólo un adelanto de lo que nos espera con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana.
Además, Vázquez ha afirmado que “el hecho de que la policía haya detenido a un bombero que prestaba servicio y Cifuentes, en lugar de interceder para que sea puesto en libertad, se dedique a arremeter contra la Alcaldesa Botella, deja ver que la Delegada del Gobierno está más preocupada por garantizarse su candidatura electoral que por garantizar las libertades de los y las madrileñas. Exigimos por ello la dimisión de Cristina Cifuentes, por convertir Madrid en un auténtico Estado Policial en el que prima la represión a la libertad de expresión”.

“Rajoy sólo ofrece desamparo a los que buscan un futuro mejor”

13 Ene

Los jóvenes socialistas lanzan una campaña para denunciar la actitud del Gobierno excluyendo del sistema sanitario a las y los españoles que emigran del país por causas laborales y que perderán el derecho sanitario a los 90 días de ausencia

Juventudes Socialistas de España presentará iniciativas en los Parlamentos Autonómicos para exigir al Gobierno de Rajoy que no deje desamparadas a las personas que deben salir del país, dejándolo todo, en busca de un futuro mejor

 

Madrid, 13 de enero de 2014

Juventudes Socialistas de España (JSE) sigue denunciando con una nueva campaña la discriminación que sufren los ciudadanos y ciudadanas que han debido marcharse a otros países en busca de un trabajo y, desde ahora, se verán excluidos del sistema sanitario español. En dicha campaña, la organización juvenil socialista alerta de que Mariano Rajoy y su Gobierno sólo ofrecen una respuesta para los que buscan un futuro mejor: el desamparo.

Para el Secretario General de JSE, Nino Torre, “los jóvenes no emigran por placer o diversión, se ven obligados a marcharse porque nuestro Gobierno no les ofrece las alternativas suficientes para desarrollar una vida digna. Ahora, deben sumar al desamparo del Gobierno el desplante añadido de excluirles del sistema sanitario a su regreso si no lo hacen con un contrato vigente”.

Para Torre, “estos y estas jóvenes, que se han visto obligados a exiliarse por la elevada tasa de desempleo juvenil a la que la ministra Báñez parece no darle importancia, dejarán de considerarse residentes españoles y deberán buscar un seguro privado. Con estas discriminaciones, nos están demostrando con constancia, una vez más, que los derechos fundamentales de los que menos tienen no les importan lo más mínimo”.

Torre sentencia “este brutal ataque al sistema sanitario y a los y las jóvenes que intentan sobrevivir dignamente, pese a separarse de sus más cercanos, no debe pasar desapercibido”. Y concluye, “pese a que Mariano Rajoy siga haciendo caso omiso a nuestras peticiones de apoyo al drama del paro juvenil, seguiremos proponiendo alternativas que no incluirán, en ningún caso, soluciones excluyentes como las que el Gobierno nos ofrece”.

El Secretario General de JSE ha aprovechado para anunciar que su organización impulsará en los parlamentos autonómicos la presentación de iniciativas para que el Gobierno de España rectifique este nuevo ataque a los jóvenes y a la universalidad del acceso al sistema sanitario.

Sin_respuestas_

II Edición de “Comámonos por la Igualdad”

9 Ene

concurso de cocinaOK

Bases del Concurso:

1. Cada persona podrá presentar cuantos platos desee.

2. A cada plato se le asignará un número al comenzar el concurso, para que el jurado no sepa de antemano la persona que ha hecho los platos.

3. Podrán entrar en concurso los platos realizados por hombres.

4. El jurado estará compuesto por entre 3 y 5 mujeres designadas por la organización.

5. Se valorará la originalidad, la presentación y el sabor.

6. El plato ganador será premiado con un galardón conmemorativo.

7. A cada participante le corresponderá una consumición gratuita de bebida.

¿Quieres pulseras republicanas?

9 Nov

Libertad, democracia, igualdad…

¿Quieres llevar en tu muñeca el símbolo de estos valores?

Consúltanos en juventudespinto@gmail.com. Tenemos diferentes modelos y tallas.

photo (1)photo

El PSOE recurre ante los tribunales la privatización de Aserpinto

9 Nov
El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Pinto ha presentado, en el día de hoy, un Recurso Contencioso-Administrativo Ordinario contra la privatización de Aserpinto. En dicho recurso se solicita la suspensión del procedimiento.

El día 18 de septiembre, el Partido Popular, presentaba y aprobaba en Sesión Plenaria Extraordinaria el procedimiento de adjudicación de la Concesión Administrativa de la gestión de los servicios de Limpieza Viaria, Recogida de Residuos Sólidos Urbanos y Mantenimiento de Parques y Zonas Verdes del Municipio de Pinto.

Este acuerdo podría vulnerar el ordenamiento jurídico aplicable al no establecerse el presupuesto base de licitación o éste no ser adecuado (Artículos 88.2, 88.5 y 87 del Real Decreto Ley 3/2011), al no existir motivación que justifique la privatización (Artículo 54 de la Ley 30/1992) y al  existir sólo un informe técnico económico, difuso e inconcreto, realizado por una empresa externa.

Con carácter previo y como medida cautelar, el Grupo Municipal Socialista solicita la suspensión del procedimiento de licitación, al entender que de continuar con el mismo,  se podrían provocar daños de difícil o imposible reparación para las partes implicadas.

En el citado recurso se justifica que ante un contrato con una duración de 10 años, y con una posible prórroga de 5 años más, de continuarse con el procedimiento, y en el supuesto de que el Juzgado estimase que el mismo es contrario al ordenamiento jurídico, se habrían creado una serie expectativas entre todos los miembros implicados que podrían derivar en una importante indemnización del Ayuntamiento hacia la empresa que hubiese resultado adjudicataria.

Además, en el Pliego de Condiciones  no se establece ninguna condición adicional a la subrogación de los 178 trabajadores pertenecientes a la Empresa Municipal Aserpinto, permitiendo a la empresa adjudicataria realizar cambios sustanciales en las condiciones laborales; cambios estos, que ante una posible sentencia en la que se decretara la ilegalidad del procedimiento podrían provocar daños de imposible reparación en la esfera personal y profesional de los mismos.

JUVENTUDES SOCIALISTAS DE PINTO CONDENA LOS BROTES NAZIS QUE ESTÁN TENIENDO LUGAR EN EL MUNICIPIO.

14 Ago

Las Juventudes Socialistas de Pinto denuncian y condenan las últimas pintadas nazis aparecidas en el municipio, y reclaman un plan municipal de erradicación de estos brotes por parte del Ayuntamiento de la ciudad.Imagen

“Adolf Hitler tenía razón”. Con esta frase apareció ayer por la mañana la plaza de toros de Pinto.

Hace algún tiempo venimos sufriendo pintadas nazis en nuestro municipio. Juventudes Socialistas de Pinto quiere condenar este ataque contra la libertad, la democracia y la diversidad que tiene lugar en nuestra ciudad ante la pasividad del Ayuntamiento.

Juventudes Socialistas ya denunció en su momento el incumplimiento por parte del gobierno municipal de la Ley de Memoria Histórica, manteniendo calles a diversas personas cómplices de la dictadura.

Emilio Serrano, secretario general de las y los jóvenes socialistas de Pinto, ha declarado que “estos ataques son intolerables en libertad y democracia. Tenemos un grave problema en Pinto que se viene corroborando desde hace ya tiempo. Tenemos que poner medidas para erradicar estos focos y que nuestra juventud se eduque en la diversidad y el respeto, no en la intolerancia y el odio hacia lo diferente”.

Serrano también declaro: “Las y los socialistas pinteños condenamos los cada día más habituales ataques contra la libertad, la memoria y la democracia. Así como pedimos al gobierno municipal que inicie una investigación para aclarar quién está llevando a cabo estas pintadas y un plan municipal para erradicar este tipo de movimientos vándalos y fascistas” y aprovechó para decir que las y los jóvenes socialistas de Pinto no comparten ningún tipo de festejo en el que se ponga en peligro la integridad física de los animales.

Vídeo

¿Cómo se nos ocurrió hacer este acto? #MakingOff

13 Abr

Esta tarde….. Homenaje a las II República en el Parque “El Egido” de Pinto (18:00h) No te lo pierdas!!!

Artículo Opinión II República Noelia Seibane

13 Abr

Cuando se hace referencia a la II República Española desde un punto de vista socialista, nos asalta la sensación de una nostalgia amarga por lo que pudo ser y no fue.  Ésta época de avances políticos y sociales y de reconocimiento de derechos que tan poco tiempo duró, es un referente para cualquier progresista.

Cuando el 9 de diciembre de 1931 se aprobaba su Constitución, quedaban reconocidos derechos para toda la sociedad, independientemente de su clase, sexo o condición, absoluta novedad en el panorama político español, y así lo consagraba su artículo 25: “No podrán ser fundamento de privilegio jurídico: la naturaleza, la filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas ni las creencias religiosas. El Estado no reconoce distinciones ni títulos nobiliarios”. Este párrafo fue el primer reconocimiento constitucional en nuestro país de un valor intrínsecamente socialista como la Igualdad y supuso un paso adelante importantísimo en el reconocimiento de los derechos de las mujeres en España.  Si bien la igualdad real es algo por lo que las mujeres aún a día de hoy seguimos luchando, lo cierto es que la Constitución de 1931 consagró un avance de derechos que supuso una revolución en la vida y costumbres del país y que aunque la historia no lo suela reflejar, pues no solían escribirla las mujeres, fue en parte importante un éxito del movimiento feminista que venía luchando desde la década anterior por el reconocimiento de derechos de las mujeres.

Un debate que sí ha trascendido a este respecto es el del sufragio femenino, y no sólo por la importancia de la cuestión, sino además por los debates en el seno del Congreso y que tantas ampollas despertaron entre los sectores más conservadores de la sociedad, como cada avance en materia de derechos de las mujeres que se ha conseguido y que aún a día de hoy, 80 años después, podemos ver cómo remueven las entrañas de la estructura social y despiertan las más feroces críticas, por desgracia no sólo de la derecha. Sin ánimo de entrar en dicho debate, creo que es importante resaltar que fue llevado a cabo por las dos únicas mujeres diputadas, cada una en una posición de la disputa y que  terminó en el reconocimiento del sufragio activo femenino por primera vez en la historia de nuestro país, con lo que quedaba reconocido un derecho político fundamental que ni siquiera existía en países presumiblemente más avanzados en dicha materia.

Otra revolución social fue el reconocimiento del divorcio y la implantación del matrimonio civil, cuestiones que no tardaron en suscitar polémicas debido a que suponían un auténtico terremoto para la moral católica, tan presente y férrea en la España del siglo XX. No es de extrañar que a posteriori, una vez que el golpe de Estado y la Guerra Civil ponen fin a esta época de libertades y derechos, la Iglesia  Católica impusiera aún con más virulencia su visión del mundo y sus valores.

La II República supone una ampliación de derechos que los sectores más conservadores de la sociedad no podían tolerar, pues suponía el fin de sus privilegios. Todos conocemos las consecuencias de la época negra que le tocó vivir a España tras el golpe de Estado de Franco en 1936, cuyas consecuencias me atrevo a decir que aún padecemos. La falta de libertades y la demonización de la democracia crearon un poso de desconfianza en las instituciones de representación política difícil de derribar.

Hoy podemos decir y decidir en libertad sobre nuestras vidas, hoy las mujeres tenemos más oportunidades y derechos, conseguidos tras años de lucha y gracias siempre a gobiernos socialistas y la igualdad se ha convertido no sólo en una máxima de la lucha del socialismo, sino en un valor reconocido por una mayoría social. Mujeres y hombres somos iguales ante la ley. Tratemos entre todos y todas de ser iguales realmente: en casa, en el trabajo, en la vida pública, en las instituciones…

La falta de libertad de la época histórica posterior a la II República, salvando las distancias oportunas, pues no es mi objetivo comparar cosas en cuyos parámetros no cabe comparación, es algo que se ha transformado y persiste, en sus nuevas formas, que si reflexionamos detenidamente, no son tan nuevas, al menos para ciertas clases sociales.

El capitalismo salvaje ha oprimido a los más débiles desde hace siglos. Durante la II República, Fernando de los Ríos dijo: “economía libre” quiere decir “hombre esclavo”, y eso era demostrable en la Revolución Industrial y en la España de 2013, donde los poderes económicos, organizados a su libre albedrío, están cometiendo auténticos atentados contra la dignidad e incluso contra la vida de las personas. Cuando el neoliberalismo se ha convertido en la doctrina única y quien se sale de ella es castigado socialmente, es un deber del socialismo cambiar esta situación y derribar los muros de las injusticias que provoca.

Somos jóvenes y socialistas, debemos ser protagonistas de una revolución necesaria. Porque quien observa una injusticia y no hace nada por detenerla, igualmente se convierte en culpable de la misma.

Artículo II República Pedro Reig

13 Abr

La Segunda República: Símbolo de aspiraciones.

Abordar la labor de la Segunda República española es una tarea hercúlea para plasmar en unas pocas líneas. Denostada y enaltecida bajo criterios pasionales más que racionales, constituye sin lugar a dudas un periodo político fundamental en nuestra Historia, que aunque corto, intenso, tanto como para que todavía hoy una parte nada desdeñable de los ciudadanos españoles la vean como la última gran causa perdida para la política española, constituyéndose como una referencia, a pesar de haber pasado más de setenta años desde que se le pusiera fin violentamente. La historiografía discute con ahínco sus victorias y errores, en muchos casos con el peso de su nefasto desenlace por una guerra fratricida que asoló nuestro país; en muchos otros alejándose de la pertinente rigurosidad que la Historia exige, para convertirse en simples revisionismos que pretenden tener más un efecto en la realidad política presente que en aclarar o verificar nada.

El desafío de la República comenzó nada más empezar, pues su advenimiento y su consolidación se fundamentaban en poder resolver los problemas profundamente arraigados en la España del momento, cuyas extensas raíces se prolongaban hasta un siglo atrás. El difícil siglo XIX español con todos sus problemas políticos, sociales o económicos se fueron acumulando y arrastrando, desde antes del Sexenio Democrático hasta la dictadura de Primo de Rivera, haciéndose necesario una serie de profundas reformas, quizás por la inexistencia de una verdadera revolución burguesa que rompiese con las estructuras del Antiguo Régimen, como en otros países había ocurrido. En este laberíntico contexto es en el que tuvo que actuar la República.

Más allá de una forma de Estado, la República constituyó un intento por configurar un sistema democrático y la necesaria modernización del país, y así era sentida emocionalmente, pues la adhesión popular mayoritaria al nuevo régimen fue clara. Tanto los valores que constituirían el espíritu de las reformas republicanas, como las personas que serían las encargadas de llevarlas a cabo, representaban una gran solidez intelectual y técnica, y ejemplo de ello fue la Constitución de 1931 reflejando las aspiraciones y compromisos de la izquierda con los graves problemas nacionales.

Sin pretender analizarla, se pueden observar avances político-sociales con hacer un somero repaso a la misma. Se declara una República Democrática asociada a la libertad y a la justicia, como sistema político que dota de contenido al mismo régimen; contempla la cuestión de los nacionalismos y regionalismos mediante un Estado integral, un modelo de organización territorial que dispone al Estado como un complejo orgánico que coordinaba cuerpos autónomos, pero vetando cualquier federalismo, y reservando amplias competencias al Estado para gestionar su territorio. La Constitución republicana aplicaba de forma taxativa la separación de poderes, y las Cortes eran elegidas por sufragio universal directo, siendo ésta la única Cámara existente, atribuyéndole un reglamento propio para evitar abusos del ejecutivo. Se limitaba el poder legislar por decreto, se podía destituir al presidente de la República y apuntaba a formulas de democracia directa como las iniciativas populares de referéndum. La Carta Magna era un verdadero inventario de derechos y libertades ciudadanas, siendo estos inalienables, como sin ir más lejos el derecho de voto para la mujer. El divorcio se contemplaba también como un derecho para ambos sexos y las relaciones entre Iglesia-Estado se establecían bajo un sentido laico contemplando la supresión de las ayudas económicas públicas a la misma, así como un estricto control de las órdenes religiosas; una auténtica separación y una efectiva libertad de cultos.

Las reformas educativas, aumentando los presupuestos a la misma, combatiendo el analfabetismo, bajo la idea de generar una sociedad de valores cívicos, impulsando el sentido crítico y la reflexión o el innegable compromiso con los intelectuales y con la idea de la sociabilización de la cultura, así como la reforma agraria o del Ejército son otros ejemplos de los grandes cambios que la República planteó para dotar a España de una vez por todas de un sistema moderno y de progreso, aspirando a colmar las esperanzas de los más humildes.

El enorme y ambicioso programa de la República se desveló como una tarea ingente, entre otras por el inmenso obstáculo de la derecha más recalcitrante empeñada en hacer fracasar cualquier avance. En todo ello los socialistas fueron activos colaboradores y fue unánime la idea de construir una República para todos los españoles, por ello debemos cuanto menos reconocer los esfuerzos y sacrificios hoy, a pesar del tiempo transcurrido, e incluso asumir aquellas aspiraciones todavía hoy no cumplidas y a las que no debemos renunciar.

Vídeo

La República,una cuestión de actualidad

12 Abr